Cómo y Cuándo Opera el ELT

La peor situación que puede experimentar un piloto es la de verse enfrentado a una situación de emergencia que implique un accidente o la inminencia de éste.

La normativa contemplada en el DAR 92 establece que toda aeronave debe portar un Transmisor de Localización de Emergencia o ELT y dicho equipo debe ser inspeccionado anualmente, tanto en su funcionamiento como en la vigencia de su batería, la que permite que pueda operar independiente de la energía eléctrica del avión. El Club Aéreo de Santiago cumple fielmente con esta obligación en toda su flota.

Esta radiobaliza transmite una señal audible en 121,50 Mhz y una señal codificada en la frecuencia 406 Mhz. Este equipo se activa por impacto, en caso de un siniestro, o bien a voluntad por medio de un switch en el panel de control cuando el piloto advierte la inminencia de un accidente.

El “Emergency Locator Transmitter” (ELT) permite la localización de una aeronave accidentada y la señal codificada es recibida vía satélite por el National Oceanic and Atmospheric Administration (NOAA) de los Estados Unidos, agencia que a su vez la retransmite al Servicio de Búsqueda y Salvamiento Aéreo de Chile (SAR).

La información que entrega el dispositivo de emergencia contempla la posición, matrícula y propietario de la aeronave, así como un teléfono de contacto.